Castañas de Cajú

  • En oferta
  • Precio habitual $2.300
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.


Es rica en minerales, entre ellos, hay porciones significativas de: cobre, fósforo, magnesio, manganeso y zinc.

La castaña de cajú cuenta con carbohidratos de calidad, además de azúcares beneficiosos para el estado de salud, junto a fibras, vitaminas y aminoácidos. Usted debe estar preguntándose, pero ¿por qué la castaña tiene efectos tan positivos? Su sabor a mantequilla puede no solo agradar el paladar, sino ser un excelente aliado antioxidante, además de impulsar el funcionamiento metabólico.

La casraña de cajú posee flavonoides con superpoderes llamados proantocianidinas y actúan contra la acción de las células que contribuyen a la formación de tumores. Estos flavonoides cuentan con el refuerzo de los beneficios del cobre, contenido en la castaña, que auxilia en la función anticancerígena.

Entre los beneficios de la castaña de cajú, podemos destacar el bajo contenido de grasas, lo que puede ser conveniente para aquellas personas que no se les ocurre otras opciones de bocadillos en sus dietas. En comparación con otros frutos secos, los beneficios de castaña de cajú son superiores, y la acción positiva sobre el corazón y el sistema cardiovascular está justificada por la porción de ácido oleico contenido en el alimento, junto a los antioxidantes y la ausencia de colesterol.

El Magnesio presente en el fruto puede ayudar a mantener la presión arterial bajo control, evitando que se eleve y así mantener la salud en equilibrio.

Comer castañas de cajú también puede ayudar a la salud de los huesos, de las articulaciones y de los dientes. El fruto es rico en magnesio y calcio, minerales fundamentales para la salud de toda estructura ósea.

El fruto puede ser funcional para retardar el surgimiento de cálculos biliares. Las investigaciones afirman que se reduce el desarrollo en hasta un 25%

Si usted está en el grupo de personas preocupadas por la buena forma, sepa que la castaña de cajú puede ser una excelente opción para sus comidas intermedias. Las castañas de cajú junto con las nueces de anacardo, pueden contribuir como una fuente de grasas buenas, ayudan a mantener el colesterol bueno. 

Una buena digestión es fundamental para la salud. El consumo del fruto puede garantizar que las comidas se digieren de forma correcta y en períodos regulares, evitando molestias por la falta de eliminación de toxinas y la retención de líquidos.

La castaña de cajú puede reducir los impactos causados ​​por el cambio de humor, ya que se utiliza como apoyo para la relajación, garantizando así un sueño de mejor calidad.

Para el fortalecimiento del sistema inmunológico, la suplementación de hierro es una de las principales iniciativas. El fruto posee una porción significativa de este mineral, la cual se utiliza en el proceso de eliminación de los radicales libres que son señalados como perjudiciales para la salud y el bienestar. El hierro es importante para la acción preventiva contra anemias y estados que pueden comprometer su salud y la energía necesaria para la realización de actividades cotidianas.

La castaña de cajú es un fruto muy completo. Puede mejorar, incluso a la salud de la visión si se consume, moderada y regularmente, puesto que ayuda a la prevención de la captación de los rayos UV, reduciendo la posibilidad de que se produzca una degeneración macular.

Una dieta rica en castañas de cajú al menú, sumada a una alimentación baja en grasas, reduce los índices de triglicéridos, favoreciendo la salud de las personas que tienen oscilaciones de los niveles y azúcar en el torrente sanguíneo.

Los beneficios de la castaña de cajú también pueden ser ventajosos en la hipertrofia, ya que este fruto posee magnesio, que combinado con el calcio actúa sobre el sistema nervioso y el tono muscular, favoreciendo a la formación de músculos y de células nerviosas. La falta de magnesio puede producir espasmos musculares, migrañas, dolores, fatiga, e incluso calambres, que desmejoran el rendimiento físico. Con el consumo regular del fruto el suministro de magnesio se conserva y reduce posibles reacciones adversas.