Carbonato de Magnesio

  • En oferta
  • Precio habitual $3.500
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.


Todas las formas de magnesio al digerirlas se transforman en cloruro de magnesio, por el ácido clorhídrico que se encuentra en tu estómago. 

Carbonato de Magnesio: Prácticamente no sabe a nada, es más agradable de tomar y es ideal para quienes sufren de acidez estomacalPuedes disolverlo en un vaso con agua y listo, o con cualquier alimento si te acomoda más. 

Cloruro de Magnesio:  Es algo amargo y si sufres de acidez  estomacal  no es recomendable, ya que  agrega más ácido  clorhídrico. Como es amargo, te recomendamos disolverlo en un vaso de  agua  y limón o con un jugo o batido .  

ADMINISTRACIÓN: La dosis recomendada son 400 mg diarios que son 3 cucharitas dosificadoras al ras. O  la cantidad que te haya recetado un médico. Es   mejor tomarlo junto con  algún alimento o batido en caso de que tengas el estómago sensible o te hayan recetado grandes cantidades.

BENEFICIOS: Te  da energía ya que interviene en la producción de ATP  (trifosfato de adenosina),  moléculas de energía en tu cuerpo.

Participa en tu síntesis de ADN, ARN y Proteína

Junto con el calcio y la vitamina D es fundamental para que tu tengas unos huesos y dientes  saludables.

Es muy importante  para que tu cuerpo absorba  el Calcio y   la Vitamina D.

Ayuda a que mantengas un buen nivel de presión arterial y de azúcar en la sangre.

Colabora con un buen dormir y con la relajación.

Previene enfermedades cardiovasculares, diabetes e hipertensión, derrames cerebrales y paros cardíacos.

Evita el estreñimiento y promueve el buen funcionamiento del intestino.

Antidepresivo

Como consejo, las siguientes formas de Magnesio debes evitarlas si tu fin es la suplementación:

- Óxido de Magnesio: es muy barato pero no se absorbe nada, es el que tiene mayor porcentaje de magnesio pero su biodisponibilidad es solo de un 4% 

- Glutamato de magnesio y Aspartato de Magnesio: ambos derivan de componentes del aspartamo,  los cuales se vuelven neurotóxicos al unirse con aminoácidos.

- Hidróxido de Magnesio: baja biodisponibilidad.

- Fosfato de Magnesio: es inútil como suplemento, es prácticamente insoluble en agua por lo que se absorbe poco.