Aceite de Coco 500ml

  • En oferta
  • Precio habitual $11.000
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.


El aceite de coco ha pasado de estar al lado de las grasas perjudiciales (porque aumentaba el riesgo de enfermedades cardiovasculares debido a su alto contenido en grasas saturadas), a triunfar como grasa saludable. Cada vez hay una mayor evidencia científica de que las grasas que encontramos en el aceite de coco virgen tienen un papel importante para la salud, pues pueden mejorar los niveles de colesterol y son recomendables para la salud cardiovascular y general. La grasa saturada se ha relacionado con el incremento del colesterol, pero estudios recientes indican que los ácidos grasos saturados de cadena media del coco virgen reducen el colesterol total, aumentan el bueno (HDL) y evitan que el LDL se convierta en una forma dañina.

Gracias a su contenido en ácidos láurico, cáprico, caprílico y en polifenoles, posee propiedades antivirales y antimicrobianas. Ayuda a combatir la bacteria Helicobacter pylori –relacionada con las gastritis, las úlceras y el cáncer de estómago– y es activo contra especies de cándidas, por lo que es interesante ante las infecciones fúngicas.

El punto de fusión del aceite de coco se encuentra en 182 ̊C, por lo que puede utilizarse perfectamente. Al ser una grasa saturada, presenta una mayor estabilidad que algunos aceites vegetales insaturados, como puede ser el aceite de girasol.

Se incluye en las dietas por su cantidad de grasas de cadena media que estimulan el metabolismo energético y ejercen un efecto "termogénico" (ayudan a quemar grasa). También se ha visto que es una grasa saciante y que puede ser de ayuda en la reducción de grasa abdominal.

Con él podemos cocinar todo tipo de verduras o podemos añadirlo (una o dos cucharaditas) al café de la mañana o al té. Y también es excelente para elaborar postres saludables.